Saltar al contenido

Agua fria para tu cuerpo

Sabemos que el agua calentita es una terapia, que es reconfortante y relajante. Pero, ¿Sabías que el agua muy caliente puede dañar tu piel? En Wiki Mujer te contamos.

El agua muy caliente (por arriba de los 38 grados) origina fatiga muscular y sequedad en la piel. Sí bien en invierno aumentan las ganas de tomar una ducha bien caliente, hay que tener en cuenta que sobrepasar los 38 grados puede tener efectos negativos.

Desde Wiki Mujer recomendamos utilizar agua caliente (entre 29 y 38 grados). Es una temperatura ideal para relajase sin riesgos de afectar la piel. También se pueden agregar hierbas, minerales y aceites, para que el baño sea, aún, más relajante. ¡Pero ojo! Se puede permanecer solo por 20 minutos, para que la piel no se arrugue y se deshidrate.

Durante el invierno la piel ya esta expuesta a la sequedad debido a las bajas temperaturas y el calor de la calefacción. Una ducha a temperaturas altas contribuye aún más al secado y agrietamiento de la piel .

El agua templada (entre 24 -29 grados) es ideal para cuando hace mucho calor. Un baño de 15 minutos ayuda a re-activar la circulación y alivia las piernas cansadas. ¡Este baño puede mantener fresco el cuerpo durante las próximas cinco horas!

Aunque amemos el momento del baño, porque es relajante, hay que tener control del tiempo bajo el agua… por nosotras y por el agua (¡Hay que tener conciencia del planeta). También hay que tener cuidado con los geles de ducha y jabones.

¡Entrar y salir! Un baño de agua fresca (18 a 24 grados) es adecuado para despejarse

¡Entrar y salir 2! Un baño de agua fría (18 grados), o cambiarla al final del baño ayuda a endurecer los tejidos y mejorar la circulación.

La próxima vez que te bañes… fijate la temperatura.

Catar Agua

Catar Agua

Tags

BásicosModa