Saltar al contenido

Alimentos prohibidos para tu mascota

Perros y gatos son parte de nuestra familia. Para muchas de nosotras son uno más y los tratamos así. Por esta razón algunas personas los alimentan como si fueran humanos y, muchas de estas comidas, no son tan buenas para tu mascota.

En Wiki Mujer te contamos qué cosas no pueden comer los perros y los gatos.

Para que tu mascota se sienta bien y esté saludable es necesario que lleve una dieta balanceada y que sea acorde a los nutrientes que requiere. Dentro de esa dieta, estos son los alimentos que no pueden incluir en sus comidas:

  • Chocolate: es muy rico, pero para ellos puede ser peligroso para su organismo ya que la teobromina (uno de los componenentes del cacao) ex tóxico para el animal. Si lo consume en alta cantidades puede afectar las funciones vitales de tu fiel amigo.
  • Ajo y cebolla: El ajo produce anemia y también produce daños en el hígado, vómitos y diarrea. La cebolla contiene sustancias que puede afectar los glóbulos rojos del perro o gato y esto, al igual que el ajo, le puede producir anemia, debilidad y problemas respiratorios.
  • Huesos y grasa: Los huesos de pollo no son una buena idea para su dieta, porque son huesos pequeños que pueden quedarse atragantados o perforar el estómago. Esto puede ser muy grave ya que puede llevar a la muerte. La grasa es igual de mala para tu mascota ya que puede ocasionar problemas de salud debido a un exceso de grasa en la sangre.
  • Hígado: Si tu mascota lo consume en grandes cantidades puede ser tóxico debido a la ingesta de vitamina A. Esto perjudica los huesos y músculos.
  • Lácteos: El perro necesita de la leche cuando está en la etapa de amamantamiento y sólo por parte de su madre. Los perros no cuentan con la enzima encargada de asimilar la lactosa, por lo cual la ingesta de leche puede producirle problemas digestivos, vómitos y diarrea.
  • Azúcar y sobrantes de comida: los alimentos que contienen azúcar pueden causar diabetes, obesidad e, incluso, problemas dentales. En lo que respecta a las sobras de comida no es recomdable porque no sólo le ocasionará sobrepeso sino que, también, le estás dando muchas grasas y harinas que no son saludables para tu mascota. Ciertos condimentos pueden provocarle vómitos, gastroenteritis, úlceras. Tenés que estar muy atenta a que tu amiguito no ataque la basura y se coma los restos.

Para que tu mascota tenga la dieta adecuada a sus necesidades siempre es necesario que lo consultes con un veterinario.

Tags

mujer