Saltar al contenido

Lo que pase el año que viene dependerá del color que uses

El año se pasa volando y sin darnos cuenta, en un santiamén, ya estamos con la cuenta regresiva para alzar las copas y recibir el próximo año

Y es el momento justo para pedir todos los deseos que queremos que se nos cumplan en este nuevo año. Pero también depende del color que nos vistamos esa noche lo que va a hacer que en los 365 días siguientes se cumplan los que queremos. Tampoco es necesario hacer el ridículo y ponerse todos los colores encima.

Ahora, la pregunta no sólo es ¿qué me pongo?, sino ¿de qué color?

  • Dorado: Representa el sol, se asocia al lujo y el éxito. Se puede combinar muy bien con blanco o negro.
  • Blanco: Ideal para purificar energías antiguas y comenzar cosas nuevas. Para un año próspero y lleno de novedades.
  • Rosa: No sólo simboliza el amor de pareja y relaciones duraderas, sino también es el color del amor propio.
  • Rojo: Simboliza la pasión, pero además estimula la fuerza de voluntad, energía y coraje.
  • Plateado: Trae energías positivas e innovación al año nuevo.
  • Nude: Es neutral y está muy de moda. Dicen que trae estabilidad.
  • Amarillo: Es un color que simboliza alegría, inteligencia y capacidad de aprender.
  • Verde: Simboliza, equilibrio y salud.
  • Naranja: te va a llenar de vitalidad.
  • Azul: Es sinónimo de seguridad, tranquilidad y facilita el poder de la comunicación.
  • Morado: Este color, junto a todas sus tonalidades (violeta, lila, vino tinto, púrpura) connota transformación, espiritualidad y ayuda a librarse de la depresión.

Que dilema, ¿no?

Tags

ColoresFiestasModa