Saltar al contenido

Comer postres y… ¡sin remordimiento!

Cada vez son más las ideas que hay para poder darse un gusto y no romper la dieta. Todas sabemos que es muy frustrante intentar descender de peso y que una porción de pastel de chocolate nos haga “castigarnos” por días.

¿Sos muy golosa? Bueno, no te preocupes, aquí en Wiki Mujer te damos algunas ideas para que puedas decirle “no” a la tentación y comer un delicioso postre sin remordimiento.

  1. Cantuccini, biscotti di Prato, biscuit o cómo quieran llamarlo es un postre que lleva harina, azúcar, huevo, y almendra. Y, a pesar que parece que es igual a comer un plato de pastas, lo cierto es que si una lo toma como un snack de media tarde y, sólo como una barra de 30 gramos, su cuerpo no sufrirá cambios ya que solamente estaría ingiriendo 100 calorías, ¿qué tal? Es muy bueno para después de hacer ejercicio ya que tiene un alto contenido de proteínas, vitaminas A, V y C, ácido fólico, hierro y fósforo. Lo que ayuda a dar más energía y a prevenir cualquier mal del corazón. Es un biscote seco de almendra que se obtiene sacando del horno el pastel para luego cortarlo en rebanadas de aproximadamente 1 cm (en caliente), y acabando de cocer a continuación los trozos cortados durante un rato más. De ahí el nombre bis-cotto, que significa ‘cocido dos veces’, y que equivale al español bizcocho. La receta es muy fácil, sólo hay que poner la palabra en el buscador y… ¡manos a la obra!
  2. Al que se le ocurrió el helado de yogurt habría que darle un Premio Nobel. ¡Sí!, porque un vaso pequeño tiene nada más que 99 calorías. Obviamente que el yogurt debe ser diet o ligth, sin grasas ni azúcar. Lo bueno es que es una gran fuente de proteínas, calcio y probióticos, que ayudan a acelerar tu metabolismo y a evitar molestias digestivas. ¿No es genial? Pero, a no hacer trampa: sólo vale acompañarlo con frutas o cereales: nada de ponerle chocolate o el irrestible dulce de leche.
  3. Apto para glotonas: los merengues sin azúcar son los protagonistas de esta nota. ¿El motivo? porque una pieza sólo tiene 1 caloría. OMG! Increíble, ¿no? O sea, que además de estar a la moda, se preparan fácilmente y lo puedes hacer del color que gustes, también puedes darte el gusto de comer varios ya que los nutricionistas los recomiendan por cada porción no representa un atentado a tu dieta y además son súper ricos. Algunos de los sabores que la marca Don’t Worry vende son blueberry y menta con chocolate.
  4. Aunque estemos en pleno verano siempre viene bien una “Nieve de frutas”, una bola sólo tiene 143 calorías y no es mucho para un postre. Además, hay que darse un gusto y es más rico aún cuando viene sin remordimientos. Como el agua es su principal ingrediente, las calorías y las grasas son bajísimas; y lo mejor de todo es que tiene un alto valor nutritivo ya que está compuesta por un 50% de fruta. Y, como si todo esto fuera poco, también ayuda a cicatrizar y desinflamar irritaciones y heridas en la boca y en las encías.

Mousse-de-frutilla-light

Mousse de frutilla light

Tags

BásicosBienestarNutriciónVerano