Saltar al contenido

¡La última moda!: La dieta Perricone

Cuando hay una dieta que hacen las famosas, inmediatamente se convierte en una moda. En este caso hablamos de la dieta Perricone, cuya clave de su éxito se debe a que su principal objetivo no es perder de peso, sino prolongar la juventud… Algo que no está nada mal.

Obviamente, que siempre que quieras empezar alguna dieta –de cualquier tipo- consulta antes a tu médico y/o nutricionista.

Julia Roberts, Gwyneth Paltrow, Uma Thurman, Kate Hudson, Cate Blanchett, Eva Mendes y la mismísima reina Leticia de España se sumaron a esta ola. La misma fue creada por el Dr. Nicholas Perricone, un dermatólogo clínico reconocido internacionalmente como padre de la Teoría del Envejecimiento.

Pero, si no es pera perder peso. ¿Para qué sirve esta dieta antiaging? Su objetivo principal es que hay un cambio de mentalidad, reevaluar los hábitos alimentarios para conseguir una vida más sana, lo que ayudará a frenar la oxidación celular gracias a unos “súper alimentos” –antiinflamatorios, antioxidantes, antiarrugas y antiflacidez- para poder no sólo recuperar la salud en la piel sino además potenciar la energía.

“Los efectos del programa no son visibles exteriormente, sino que mejoran la salud general, aumentando la energía y beneficiando el estado de ánimo”, explica el propio Perricone, quien además confesó que, aunque no está concebida para perder peso, muchas de sus pacientes y personas que la han seguido al pie de la letra han perdido peso. “Está científicamente constatado que el proceso de envejecimiento puede retardarse e, incluso, llegar a revertirse gran parte de los daños ya existentes”, añadió el especialista.

Existen dos modalidades de la dieta Perricone, una que dura solamente tres días y otra de 28. Pero la más popular y la que más adeptas tiene es la más corta, ya que permite conseguir unos resultados más inmediatos. Ayuda a reducir la hinchazón, redefine los contornos, afirma la línea de la mandíbula y aumenta de forma notable la luminosidad cutánea. Se utiliza mucho para prenir las arrugas y la flacidez.

Para eso hay alimentos prohibidos como el arroz, el café, el azúcar, los zumos envasados y los refrescos. También hay que tachar de la lista el alcohol y el tabaco… ¡Nadie dijo que era fácil!

Sin embargo, la dieta potencia el consumo de lácteos naturales, pescados frescos (primando el salmón), pollo de corral, pavo, huevos (mejor si son orgánicos), el tofu, kéfir, yogur natural, quinoa, almendras, moras, cebollas, frambuesas, aceite de oliva, avena y limones. También grasas “buenas” o ácidos grasos esenciales Omega-3, que se encuentran en el salmón, el atún, las sardinas, las semillas de girasol o los pistachos.

Y para completar hay que agregar ácido Alfa Lipoico y Vitaminas antioxidantes, que están en verduras como las espinacas o el brócoli. Las vitaminas A, que están presentes en las frutas rojas como las frutillas (fresas), las del complejo B (sardinas) y la C (bayas de Acai). Todas son claves en una esta dieta nutritiva antiaging que ayuda a mantener un buen estado de salud y contrarrestar la oxidación celular.

Una de las cosas que dice el Dr. Perricone es: “Cada día que pasamos sin ingerir proteínas, es un día que envejecemos”. Y es muy importante no quedarse sólo en este plan de alimentación sino que es importante la realización de ejercicio.

¡No olvides de consultar a tu médico antes de comenzar una dieta!

Comer-postres y… ¡sin-remordimiento!

Comer-postres y… ¡sin-remordimiento!

Tags

BásicosBienestarNutrición