Saltar al contenido

No te quiero enamorar pero…

“Mitos y leyendas que creamos frente al Romeo de turno”

No hay dudas que todas, alguna vez en la vida hemos “disfrazado” apenas un poquito la realidad con el único fin de conquistar o parecer geniales frente al galán que nos vuelve locas. Lo cierto es que muchas veces caemos en lugares comunes y desagradables a mediano plazo frente al shock de realidad… ¿inseguridad? ¿costumbre? ¿Qué nos lleva a nosotras, Wiki Girls, a vender una imagen ficticia de nosotras mismas?. Les contamos algunas de las mentiras más comunes – e inconfesables- que nos cuentan nuestras lectoras.

“No soy celosa” (acting 1) seguido del bonus track “Jamás te revisaría el celular”

Nada más ahuyentador de hombres el admitir que controlamos cuando fue la última vez que se conectó, que llevamos mentalmente la cuenta de la última vez que mandó mensaje, que revisamos y hacemos seguimiento exhaustivo de sus redes sociales- para ver si notamos algún cambio extraño-. Ni hablar de admitir que seríamos capaces de aprovechar cualquier descuido para revisar su celular. O elaborar una catarata de suposiciones frente a una breve pausa en la comunicación. ¡no hay chances!

“Amo el fútbol” (aplicable al rugby, golf, tenis y cualquier actividad que sea que realice nuestro galán en potencia).

No hay dudas que aprendernos la formación completa de su equipo preferido puede generar en el muchacho una ráfaga de atracción. Pero ¡cuidado! Se puede volver un arma de doble filo…sobre todo si ninguna de sus actividades nos interesa en absoluto. Mejor las cosas como son y compartamos los temas de interés mutuo.

“Con vos tengo el mejor sexo de mi vida”

Porque no sólo nosotras somos inseguras, a veces, con intención de hacer un cumplido caemos en el lugar común de inflar el ego del muchacho hasta límites imposibles. Si realmente compartís la cama con el Dios del sexo ¡bienvenido! Pero las comparaciones irreales a la larga no generan buenos resultados.

“Me encantan las parejas liberales”

Si hemos llegado al nivel de evolución suficiente para que esto sea real ¡congrats! Ahora si solo lanzamos esta declaración para mostrar una falsa superación, cuidado… nos podemos volver esclavas de nuestras palabras.

“Soy amiga de mis ex”

Que no andemos ya despechadas por la vida no es equiparable a ser una ex súper amigable. ¡a no confundir!

Sea cual sea la súper fantasía que armemos, es importante entender que las intenciones pueden ser buenas pero generalmente los resultados no lo son tanto. No hacemos más que mentirnos a nosotras mismas. ¿cual fue tu mentira inconfesable en una cita? ¡¡contanos!!

¿Por qué las mujeres son infieles?

Tags

BásicosBienestarmujer